Los tres problemas acústicos que tiene tu sala y desconoces

Más allá del típico problema de aislamiento acústico que pueda tener tu sala, existen tres problemas acústicos de acondicionamiento interior que probablemente no estés teniendo en cuenta.

Si te digo que te imagines un estudio de grabación y producción musical, muy probablemente se te venga a la cabeza paredes repletas de materiales “raros” que acondicionan y/o insonorizan esa sala. Pues precisamente ahí está la clave. Esos materiales y objetos de acondicionamiento no están ahí colocados de casualidad (al menos eso quiero llegar a pensar), sino que llevan detrás toda una ingeniería de sonido que viene a resolver gran parte de los problemas acústicos de tu recinto.

Un buen acondicionamiento está directamente relacionado con la capacidad de absorción de las caras interiores de paredes, suelo y techo.

Por regla general, cuanto mayor absorción de la sala menos problemas acústicos nos vamos a encontrar.

Antes de hablarte sobre los problemas acústicos que posee tu sala, es necesario que comprendas bien el concepto de absorción.

¿Qué es la absorción acústica?

La absorción es un tipo de pérdida que experimenta el sonido en su transmisión. Ésta se produce cuando la onda acústica indice sobre una superficie diferente al medio en el que se transmite. El porcentaje de onda acústica que es capaz de absorber esa superficie en la que incide viene dado por el coeficiente de absorción. De este modo, todo recinto cerrado tendrá un coeficiente de absorción determinado. Coeficiente que tendremos que disminuir o aumentar según el propósito de la sala. Para el caso de crear un estudio musical, deberemos aumentar el coeficiente de absorción.

incidencia de una onda acústica ingenieria musical

Como podrás apreciar en esta imagen, el porcentaje de onda incidente que no es absorbido, se refleja. Parte de ese porcentaje absorbido se disipa en el material (flechas rojas). Y la parte restante se transmite al siguiente medio elástico.

Pues bien, las ondas reflejas serán las causantes de los principales problemas acústicos de nuestro estudio.

Principales problemas acústicos de sala

La habitación que alberga tu estudio, no necesariamente tendrá que presentar todos los problemas acústicos aunque es importante que los conozcas para poder identificarlos. A continuación te vamos a enseñar a encontrarlos para poder así tomar medidas al respecto.

¿Qué factores originan una mala acústica dentro de mi sala?

Tanto una mala como una buena acústica dentro de una sala, vendrá dada por la configuración de los siguientes factores:

  • Arquitectura del recinto

La forma de la habitación favorecerá o empeorará la manera de escuchar dentro de nuestro recinto. Normalmente, las salas paralelepípedas (paredes, suelo y techo paralelos) son las que más problemas acústicos presentan. Es un gran punto a nuestro favor montar el estudio en una sala cuanto menos paralelepípeda mejor. Y veremos el porqué un poco más adelante.

estudio grabación sala paralelepipeda ingenieria musical

Ejemplo de estudio de grabación de instrumentos en sala paralelepípeda.

estudio produccion no paralelepipedo ingenieria musical

Ejemplo de estudio de producción en sala con paredes no paralelas.

Para evitar uno de los principales problemas (resonancia en graves debido a modos propios de la sala), conviene cuanto mayor volumen del recinto mejor.

  • Materiales de construcción de elementos de separación

No será igual crear tu estudio en una habitación de una casa de madera que en un recinto de ladrillo. También influye la capa de pintura que puedan tener los elementos de separación de tu recinto. Ésta les suele dar un pequeño plus de indeseada reflexión acústica.

Si tienes posibilidad, monta tu estudio en una casa de madera (buena capacidad de absorción). Pero como lo normal es el segundo ejemplo, no te preocupes, existen soluciones para conseguir una acústica musical óptima en una habitación común de vivienda.

  • Posición de las fuentes de sonido

También influye la situación dentro de la sala desde dónde se esté emitiendo el sonido. El tema de sonorización de recintos es bastante amplio, así es que dedicaremos pronto un post para hablar de ello.

Consejo: coloca tus monitores de audio en la pared de menor superficie. Y si también grabas en ese habitáculo, coloca el micro alejado de las paredes.

  • Objetos dentro del interior del recinto

Todo material que haya ubicado dentro de tu sala va a poseer un coeficiente de absorción acústica. Sí, tú también.

Si la sala está vacía, va a poseer peor acústica (más reverberación). Si, por ejemplo, la sala tiene una estantería con libros (buena para absorber y difundir sonido) conseguiremos disminuir el tiempo alto de reverberación. Y, efectivamente, la reveberación alta es el primero de los problemas acústicos que tiene tu sala. Dicho esto, vamos a explicarte en qué consiste cada uno de estos problemas.

Relfexiones

Una definición de reflexión en este contexto podría ser, el porcentaje de onda sonora que permanece dentro del recinto después de incidir con un material diferente al medio elástico por el que viajaba.

Existen diferentes parámetros relacionados con las reflexiones de sonido en un recinto que van a definir si se consiguen o no los objetivos de calidad acústica deseados para nuestra sala.

El parámetro más importante es el tiempo de reverberación (RT) que no es más que el tiempo que tarda en decaer un sonido un total de 60 dB desde que éste termina. Éste es originado por el conjunto de reflexiones u ondas acústicas reflejadas por las superficies que conforman la sala.

reverberación RT tiempo ingenieria musical

Gráfica de decaimiento de nivel de presión de una fuente sonora interrumpida.

Los rayos más notorios y que van a colorear destructivamente el sonido son los producidos por las reflexiones tempranas. De este modo, el primer objetivo para mejorar la acústica de tu sala (disminuyendo el RT) será minimizar la intensidad de esas reflexiones tempranas ya que para este tipo de recinto (estudio musical) interesa escuchar el sonido real que se genera (respuesta en frecuencia de la sala y de los monitores de audio lo más plana posible).

plano sala reflexiones reverb ingenieria musical

Plano de una sala con los tres tipos de reflexiones.

A parte del RT, existen muchos otros parámetros que caracterizan la calidad acústica de una sala (algunos de ellos dependientes del propio tiempo de reverberación) como son: calidez acústica, brillo, EDT, LF, intimidad acústica, tiempo central, STI-RaSTI, AL, entre otros. Todos ellos habría que tenerlos en cuenta para un estudio más exhaustivo del recinto. No obstante, disminuyendo el RT mejoraremos los demás parámetros indirectamente y podremos conseguir nuestro objetivo de tener una acústica óptima.

En este audio podemos escuchar una percusión de batería. Primero sin reverberación. Después con reverberancia de sala pequeña. Finalmente con reverberación de recinto de gran volumen.

Ecos flotantes

La mayoría de las habitaciones de viviendas comunes (que probablemente sea tu caso) tienen las paredes paralelas entre sí. Este tipo de geometría favorece la existencia de dos problemas acústicos. El primero de ellos es la aparición de ecos flotantes ya que las ondas permanecen rebotando entre las paredes paralelas (si éstas son muy reflectantes) sin perder apenas intensidad y esto genera un característico y desagradable eco con tono metálico originado por cancelaciones y amplificaciones de la fase de la onda.

El otro de los problemas de este tipo de geometrías es el que se expone en el siguiente punto.

plano sala ecos flotantes ingenieria musical

Plano de una sala con ecos flotantes o ecos flutter.

Aunque en la imagen representamos las direcciones de onda muy próximas, el rayo rebotaría y volvería sobre su misma dirección. Pero claro, eso es imposible de representar gráficamente, por eso hemos intentado reflejarlo con direcciones muy próximas.

En este audio podemos escuchar primeramente una percusión de batería bien grabada. Después la misma percusión graba en una sala con problema de ecos flotantes.

Modos resonantes

Aunque teóricamente existen modos propios de la sala en todo el rango de frecuencias acústicas, donde van a resultar un problema es a baja frecuencia ya que, en media-alta frecuencia existen tantos modos resonantes que facilitan que el sonido se compense entre sí, pero en frecuencias graves no. El punto de inflexión entre la parte del espectro que contiene modos resonantes dañinos y la parte que no, lo marca la Frecuencia de Schroeder.

Cabe destacar que la absorción de todos los materiales varía en función de la frecuencia. Las altas frecuencia, debido a la pequeña longitud de onda, se absorberán mejor que las bajas.

En salas pequeñas y paralelepípedas, se va a intensificar esta problemática ya que las grandes longitudes de onda no van a tener recorrido suficiente dentro del recinto y va a resultar la sensación de resonancia justo en las frecuencias donde se encuentran los modos propios que posee tu sala (dependerá de sus medidas exactas). Se dará el caso de que en un lugar de la habitación se escuche una frecuencia grave con gran intensidad y que en otra parte no se escuche nada. Estos valles y picos alterarán por completo la respuesta en frecuencia de la sala en la parte de espectro de baja frecuencia y además enmascararán en gran parte al resto de sonidos graves-medios.

modos propios resonantes de sala ingenieria musical

Plano de sala con ejemplos de modos propios.

Hay que tener en cuenta que estos planos en la realidad se deben extrapolar a las tres dimensiones.

Aquí hemos simulado como se escucharía un modo propio en 100 Hz si nos moviéramos por la sala mientras se emite.

Aquí podrás detectar con facilidad las frecuencias donde tu sala va a tener los modos propios.

Sabemos que si, es la primera vez que oyes hablar de esto puede que ahora mismo andes un poco perdido. Y de hecho, puede que estés en el punto de “sí, vale, ya sé los problemas… ¿pero cómo los soluciono?”. O en el punto de “no he entendido nada”.

Déjame decirte que muy pronto tendrás un post sobre cómo solucionar los problemas acústicos de tu sala. Y si no aguantas hasta que salga, no dudes en contactarnos. Atenderemos encantadamente cualquier duda que te haya podido surgir acerca de este artículo.

Por cierto, ¿me quieres contar qué te ha parecido este artículo? Deja comentario con tu opinión, duda, sugerencia, recomendación o saludo... y te aseguro que lo tendré muy en cuenta. Respuesta garantizada ;)

Si te ha gustado este artículo, también te puede interesar alguno de estos:

2 Comentarios

  1. José_Antonio

    octubre 9, 2018 at 16:04

    Muchas gracias por el artículo. Voy a leer la segunda parte si es que ya está publicada.
    He leído que por encima de 300hz los modos no son tan dañinos. He leído también que en una habitación pequeña no escucharás ondas graves , por qué no “caben”, por su longitud de onda, en mi habitaciónpor ejemplo por debajo de 130hz no cabrían.
    Entre 130hz y 300hz, tal vez solo albergue un modo de sala problemático, sabiendo cuál es su frecuencia, cómo se podría corregir? Un saludo!

    • Juanpa

      octubre 9, 2018 at 20:46

      Hola José Antonio, el caso es que en tu habitación, según las pulgadas de woofer que tengas en tus monitores de audio, seguramente reproduzcan frecuencias menores a 130 Hz. Por eso, en tu habitación, por muy pequeña que sea, vas a oír frecuencias por debajo de 130 Hz. Éstas no desaparecen por arte de magia, tu problema en bajas va a ser que va a haber zonas de tu habitación en las que tendrás “pelotas” de energía de baja frecuencia (escucharás muchos graves) y otras zonas donde tendrás un vacío y no escucharás nada de graves. En otras palabras, no tendrás uniformidad acústica en bajas frecuencias dentro de tu sala. Y esto es provocado por los modos propios de resonancia de tu recinto cerrado. Esto se puede solucionar en gran parte combinando estas dos alternativas: el uso de unos monitores de woofer puequeño (5″ o 5.5″ como mucho) y el acondicionamiento acústico poniendo trampas de graves en la mayoría de esquinas de tu habitación (en las juntas de paredes y techo es donde se concentra mayor cantidad de resonancia a bajas frecuencias).

      Por otro lado, decirte que la segunda parte aún no está publicada pero que la tendrás dentro de muy muy poco tiempo, ya estamos diseñando el artículo.

      Sin más, espero poder haberte ayudado y para cualquier cosa, no dudes en volver a comentarnos. Muchas gracias por tu aportación.

      Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *